sábado, 3 de noviembre de 2012

El cerebro...

El cerebro femenino tiene ciertas cualidades que es una suerte que alguien las tenga. Pero que quede claro que en ciencia hablamos de promedios. Por ejemplo, en promedio, el comportamiento lúdico es distinto: una mujer angustiada no va a tener ganas de hacer el amor; a un hombre, si hay excitación sexual, le da igual si está preocupado: querrá hacer el amor. La concepción del tiempo también es distinta. El sexo masculino tiene una concepción divisionaria; se han creído lo de la división en segundos, minutos, horas... y la mujer tiene una concepción por eventos. Sabe que hay que hacer tal cosa, pero puede o no entrar en el tiempo divisionario. La mujer es más empática, le cuesta menos ponerse en el lugar del otro. Pero, ¡ojo!, son distinciones evolutivas. Esto podría cambiar si pasamos a comportarnos de otra manera. Si los hombres se hacen cada vez más cargo de los niños, en siguientes generaciones empezarán a ser más empáticos.

Eduard Punset

4 comentarios:

  1. Vamos a ver D. Eduardo ¿Por qué abre la vía de suponerle al hombre un estado de excitación sexual y sin embargo a la mujer no? Parece como si quisiera ganarse el favor de ellas al destacar, también, las singularidades del cerebro femenino.

    No alcanzo a comprender ¿qué es eso de que nos hemos creído la división del tiempo en horas, minutos y segundos? No es cuestión de creer, Sr. Punset, sino de organizar nuestros actos, pues a veces hay que tomar un tren, acudir a un encuentro e incluso pedirle una cita a nuestro urólogo a pesar de su poca empatía.

    Claro que también puede que sea cuestión de promedios.


    Zhivago

    ResponderEliminar
  2. Me has hecho sonreír...

    Es evidente que, aunque nos igualamos a los hombres en derechos, no somos iguales en la estructura del cerebro.

    No es algo ni bueno ni malo, solo diferente. Quizá la mujer se guie más por la parte emocional...

    Es hasta bueno, estas diferencias, porque quizá son ellas, precisamente, quienes nos unen.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Creo que lo evidente es que hay que luchar por destacar la diferencia, porque decir que hay que luchar por una igualdad de derechos, aunque haya que seguir haciéndolo pues no está todo conseguido, me parece una obscenidad.

    El derecho debería ser algo que no se discutiera y menos aún tener que luchar por él, por algo que por su propia naturaleza nos corresponde.

    Zhivago

    ResponderEliminar
  4. Cierto, no se dbería discutir nunca un derecho, pero... la realidad ha sido esa...

    Un beso Zhivago.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...