lunes, 3 de diciembre de 2012

ahí está...

Ahí está, como una masa informe, enorme, ocupándolo todo, y sin decidirse. Implacable me invade, me posee, me arrastra.

Me sumerge en mares profundos que me ahogan, o me elevan a la superficie cuando la luna hace espejo de plata. Y no puedo encontrarme, pues me pierde, me agita, me zarandea, haciéndome brisa en sus gigantes manos. Allí no puedo buscarme.

Y entregada camino de forma cadenciosa hasta descomponerme en la entrega

En triángulos perfectos encierra los corazones a los que me asomo, y por cada ángulo me escapo, me caigo al abismo, donde de nuevo me encuentra.

No me deja trascenderme, y me paso la vida intentando atravesar los límites de mi misma.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...