sábado, 26 de enero de 2013

Ahí están...

Ahí están guardando fila y preparadas para salir. Si tardas, se amontonan impacientes, se empujan, se pelean y, al abrir la boca te salé alguna de manera atropellada haciéndote quedar como un tartaja.

Traviesas, se enredan, se cambian en mitad de tu oratoria, y juegan a hacer de ti una gangosa.

Llegan a creer que forman una orquesta, se elevan, se adelgazan y, pillándote desprevenida, se disfrazan en forma de gallo al salir de tu garganta.

Es conveniente plasmarlas en un papel, si no, vuelan acompañando al aire para hacerte quedar mal en los tratos.

Entre las rejas dentadas se escapan y te encuentras insultando a un compañero.

No les gusta dormir, se sienten roncas, oscuras hasta hacer creer que tú bebes cazalla.

En otros momentos se engolan, se retuercen hasta el punto de hacer de ti un pedante.

Díscolas, libertinas palabras, poderosas, hirientes y dulces, sosas. ¡Palabras!


Sakkarah

8 comentarios:

  1. la palabra escrita puede cambiarse antes del fin esperado.
    Puedes ser más hiriente, pero tb puedes ser más educado y no dañar el orgullo ajeno... Tb puedes amar más bellamente, aunque en estos menesteres, la palabra siempre debe ir unida a los hechos de amor.

    Besicos, Sakk.

    ResponderEliminar
  2. Eso pienso, Guillermo, que hechos y palabras deben ir unidos para que sea válida, y que no simplemente sea bella :)

    Un beso, me alegra verte.

    ResponderEliminar
  3. Las palabras: armas de doble filo que acarician o apuñalan, que entregan la vida o matan, que a veces nos saben dulces, y otras veces tan amargas...

    Buena reflexión.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Sean del estilo que sean, que no nos olvide la palabra.

    Me encantó el texto

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Unas líneas llenas de palabras ingeniosas, como suelen ser todas las que escribes.
    Ya les he buscado un fondo ;-)
    Un saludico.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Trini, sí que no nos falten. Besos

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Anaán por tus palabras... ERes bueno conmigo. Ahora pongo más escrito en el otro Sakkarah.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...