viernes, 1 de marzo de 2013

El caballero y yo VI


¡Ay, caballero! Cuánto coraje se necesita para vivir… y a veces no nos viene mal que nos echen una mano al hombro, o quizá a la cintura.

Tengo que aprender que primero tengo que mirar por mí para poder mirar por el resto, sin egoísmos. Me respetaré yo misma para que el resto me respete.

¡Cuánto tengo que aprender del silencio! ¡Cuántos disgustos me ahorraría! Porque valor… ya tengo.

Es difícil mi viaje hacia ti, no dejes de esperarme, quiero sentir tu abrazo cuando veas que lo hago bien. Me amaré para amarte aún más si es que fuera posible.

Sakkarah

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...