domingo, 10 de marzo de 2013

El caballero y yo XV



Caballero, sin aferrarme a nada, viajaré a vuestro lado. Espero que nuestro camino sea largo, por mí, eterno. Sé que habrá muchas cosas que aún me quedan por conocer de vos, y de paso iré dejando que me conozcáis, pero ya sin miedos.

Si me hundo, no me gustan las ayudas, pues sé que al emerger sola, me hago fuerte; pero vuestra voz ha sido la cuerda más poderosa.

Me gusta estar a vuestro lado navegando por mares conocidos, pero quiero ir a esa parte de vuestra vida, que no conozco, quiero visitar la profundidad de vuestros  mares. Nunca haré juicios sobre vos, pues no quiero dejar de sorprenderme. Quiero formar parte de vuestra verdad, por si descubro que alguna parte de la mía estuviera equivocada. Vivir es aprender, y para ello no hay que aferrarse a nada.

Voy a confiar en la vida, y en mi misma, sé que así seré feliz a vuestro lado, y os haré feliz también.

Uno es la causa de sus propios males, o de la mayoría de ellos, de esto aprendo. Dadme un grado de confianza.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...