domingo, 10 de marzo de 2013

El caballero y yo XV



Caballero, sin aferrarme a nada, viajaré a vuestro lado. Espero que nuestro camino sea largo, por mí, eterno. Sé que habrá muchas cosas que aún me quedan por conocer de vos, y de paso iré dejando que me conozcáis, pero ya sin miedos.

Si me hundo, no me gustan las ayudas, pues sé que al emerger sola, me hago fuerte; pero vuestra voz ha sido la cuerda más poderosa.

Me gusta estar a vuestro lado navegando por mares conocidos, pero quiero ir a esa parte de vuestra vida, que no conozco, quiero visitar la profundidad de vuestros  mares. Nunca haré juicios sobre vos, pues no quiero dejar de sorprenderme. Quiero formar parte de vuestra verdad, por si descubro que alguna parte de la mía estuviera equivocada. Vivir es aprender, y para ello no hay que aferrarse a nada.

Voy a confiar en la vida, y en mi misma, sé que así seré feliz a vuestro lado, y os haré feliz también.

Uno es la causa de sus propios males, o de la mayoría de ellos, de esto aprendo. Dadme un grado de confianza.

Sakkarah

4 comentarios:

  1. Si por mí fuese
    yo el cielo te diere:
    ¡di que me quieres!

    ResponderEliminar
  2. Ay, mi dama,
    mi amor en calma,
    mi sosiego
    y mis entrañas maltrechas
    si me faltarais
    en vida,
    y hasta en la muerte,
    me atrevería a decir,
    por este amor
    en mi pecho estalla
    por vos.

    No os atreváis,
    os lo pido,
    en demasía,
    a subestimar
    vuestra persona
    ante la mía,
    pues me dolería
    mi propia alma,
    ya que el corazón
    dolorido lo tengo
    al recibo y lectura
    de vuestra tan amorosa
    epístola.

    Sois vos, amor,
    quien guía mi vida.
    Sois vos, amor,
    la que me enseñáis
    a confiar en la vida,
    a aprender a vivir,
    con vos...
    a morir, sin vos.

    No necesito conoceros,
    pues solo el contemplaros,
    me hizo quedar prendado
    de vuestra hermosura,
    y con eso me basta
    y sacia mi vida,
    alimenta mi pasión
    y mi amor por vuestra persona.

    Si a vos os gusta
    estar al lado
    de este humilde caballero,
    pensad, mi idolatrada Belleza,
    lo que para mí supone
    tal singladura
    junto a vos.

    Por último,
    si vos decis que,
    "vivir es aprender,
    y para ello,
    a nada hay que aferrarse";
    yo, a vuestra imagen
    y figura de ángel
    me aferro,
    y si morir debiera,
    sea a ferro
    mi muerte
    y quedare sin entierro.
    Que por vos, Amor,
    hasta los mismos infiernos
    bajaría,
    si ese fuese vuestro deseo.

    Para vos mi Amor
    y mi desconsuelo
    por mi soledad.
    Por esta soledad
    que me provoca
    el no poder veros.

    ..........................

    Besicos, Sakk...

    jeje... ya ves, EL CABALLERO que se máscapao de nuevo y no lo he podido agarrar... jajajajaja...

    Puedes hacer lo que quieras con estos comentarios... Una vez dejados aquí, son tuyos.

    Pues eso, que besicos.

    ResponderEliminar
  3. Un caballero que piensa en su dama, detallista, preocupado por ella... :)

    Muchas gracias, Guillermo, me encantan, las voy aponer, ya las verás .

    Besicos para vos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...