domingo, 17 de marzo de 2013

La vida, el mago, y yo V


La vida es algo más de lo que vivo, y el haberte encontrado, Mago, tiene que tener una razón, un sentido.  No quiero prever que va a ser la vida a tu lado, dejaré que suceda, me entregaré a ello.

Me tienen sometida a fuertes emociones de las que yo quisiera que me liberaras. Pienso que tengo que aceptar las cosas como son; pero no me puedo quedar donde las cosas me pueden dañar.

El amor no tiene que costar esfuerzo, ni siquiera sufrimiento. Escoger implica una lucha y un rechazo hacia lo que no nos agrada. Hay que ir aceptándolo todo, pero aceptar no me tiene que llevar a quedarme. Me puedo retirar en silencio, para asimilar lo que me va tocando vivir.

Más que pensar, tengo que observar. Lo que veo dentro de mí, lo debo hacer realidad fuera. Quiero que los dos estemos rodeados por la magia, por tu magia. Debo para ello volver a mi antigua inocencia, no quiero tener cosas aprendidas que me llevan a juzgar las situaciones y las cosas. La inocencia nace de la falta de imagen de sí mismo.

Sakkarah

4 comentarios:


  1. Mi amiga del alma, el amor ha de ser siempre suave como el terciopelo,què te sientas acariciada sin sentir ningún roce.observa,goza, disfruta, si no sientes esas sensaciones,sigue conservando la inocencia.
    Un abrazo grande..beso.

    ResponderEliminar
  2. Hermosura de luz y sueños hay en tu contar amiga. Deleita irse, como un río, por el curso de tu andar. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Ninfa azul, preciosa descripción la tuya. Así quiero yo vivir mi amor...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Caminante, eres muy amable :) Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...