jueves, 28 de marzo de 2013

La vida, el mago, y yo XII


No, no quiero controlar o dominar, quiero saberme única y si no, marchar.

El amor te hace cederlo todo, y las cosas se tornan dulces. Nos devora el amor. Si es de verdad, prima la pureza, y no sería puro el engaño.

Tengo que apartar los miedos que me frenan, tienes que darme seguridad. El amor nos busca, trabaja en nosotros, nos transforma.

Dicen que dando, se recibe amor, suele ser así; pero no pienso que siempre suceda, hay personas que veo incapaces de amar, y no sabe lo que se pierden.

No pongo condiciones para nuestro amor, solo la de amarnos, y el que ama nunca hace daño. Estoy aprendiendo a amarme, y voy camino de conseguirlo. Sé que el amor, para que perdure, es mucho más que el placer y que una atracción poderosa; pero también quisiera conseguir que esto no nos falte en nuestras vidas.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...