jueves, 4 de abril de 2013

Conmigo y a ti II



Se trata de dar lo que busco, y lo doy, no es tu caso. O quizá no te importe recibir lo que me das. De cualquier manera, solo daré lo que me salga de dentro, no me gustan las revanchas, ni quiero hacer algo que vaya contra mis principios.

Lo que me preocupa, es que para recibir alegría, hay que dar alegría, y yo no sé fingir. No sé reírme si mi alma llora. No sé controlarme adoptando una postura conveniente para recibir lo mejor. Y si das tristeza, recoges soledad. Y no siempre se recibe el mismo amor que se da, aunque eso no hace disminuir la entrega.

Pero si creo que yo debo de hacer algo por los demás, no solo para mí. Sé que la vida se ocupará de mi parte. Y sé que las tristezas descansan mientras sabes que a otra persona la estás haciendo sonreír.

Dicen que todo regresa a nosotros, por duplicado, bueno y malo… Puede ser… Pero no me detendré a esperar…

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...