jueves, 23 de mayo de 2013

Imaginemos...

Imaginemos que una persona me cae muy gorda y no la aguanto. ¿Eso quiere decir que esa persona no valga nada? Puede que sea un gran escritor, o un gran Arquitecto. El hecho de que a mi ese hombre me caiga gordo, no quiere decir que no le vaya a reconocer lo que vale. Son cosas diferentes.

Si yo le digo, me gustan esos edificios que haces ¿Soy hipócrita? No, porque le estoy diciendo la verdad. Cosa diferente es que me caiga muy mal. Si llega al caso de que hablo con él y surge la conversación, lo lógico es que le diga lo que pienso de él en el otro sentido.

Hay personas que cuando a alguien no le pueden ver o les cae mal, ya le descalifican en todo, por el mero hecho de que no los tragan. Yo eso no lo veo así.

Y hay otro tema, en el que ahora no me voy a meter, pero puede hacerlo otro. El de los sentimientos encontrados. ¿Nunca ha habido personas que os produzcan sentimientos encontrados?


Sakkarah

3 comentarios:

  1. Cuanta razón tenés. Es un indicio de inteligencia separar la antipatía hacia alguien de los meritos que tiene. Es tener emociones y saber racionalizarlas. O tener emociones complejas. Es todo un merito.

    ResponderEliminar
  2. Sí. Creo que eso me sucede con alguien. Solo con una persona.

    Por lo demás estoy de acuerdo con lo que dices. No porque nos caiga mal una persona hemos de dejar de admirarla en lo que su obra vale.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hay jugadores de futbol que me caen fatal,pero en verdad reconozco que son unos fenómenos como deportistas, pero no como personas.

    Eso es como si le dices aun amigo con sinceridad lo que piensas de él, que no es siempre positivo, púes te quedas sin amigo.

    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...