miércoles, 9 de julio de 2014

Su rostro...



Su rostro, sus ojos, aún con la fatiga, son belleza que tira del alma y la arrastra a su lado.

No llevo prisa por llegar a él, porque sé que cuando llegue, nunca más tendré que irme.

Voy a sortear todos los ruidos que me separan, para componer la melodía más hermosa.

Mi corazón no es hostil a nada, comprueba, calla, coge fuerza y camina. Tras lo difícil siempre está lo más bonito.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...