jueves, 28 de agosto de 2014

Creí y confié



Me engalané de paciencia, sorteé todas las tormentas saliendo ileso mi amor.

Creí y confié, entregué mi alma; pero sé que el amor no recoge soledad y silencio. Sé que el amor es una entrega y no una espera. Sé que no es un juego de tomar y dejar.

El amor es algo más bello, más profundo, necesita de la presencia del otro., de la atención, de la caricia…

Nunca querría limosnas, prefiero la soledad.


Sakkarah

3 comentarios:

  1. El amor no debe admitir limosnas, o todo o nada. Pero merece la pena arriesgar. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  2. La soledad es muy digna antes que mendigar el amor o dárselo a quien no lo merece.

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  3. Si el amor no es sincero, lo mejor darle una gran patada en trasero.

    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...