jueves, 28 de agosto de 2014

Creí y confié



Me engalané de paciencia, sorteé todas las tormentas saliendo ileso mi amor.

Creí y confié, entregué mi alma; pero sé que el amor no recoge soledad y silencio. Sé que el amor es una entrega y no una espera. Sé que no es un juego de tomar y dejar.

El amor es algo más bello, más profundo, necesita de la presencia del otro., de la atención, de la caricia…

Nunca querría limosnas, prefiero la soledad.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...