martes, 5 de agosto de 2014

Quietud



En este vuelo que no me ata a nada, el aire me lleva hacia las rosas. Arde la vida bajo el sol y el eco de tu palabra en mi corazón se hace música.

Nácar en la sonrisa, oro en mi pelo; quietud en mi ser, que ya no espera. Abrazo el silencio y aprendo a descifrar los signos ocultos a la prisa.


Sakkarah

9 comentarios:

  1. Me gusta viajar aun estando en mi sofá sentada, me gusta la quietud de un vuelo tranquilo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué mejor que volar en la quietud y dejarse llevar.

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  3. Es el vuelo de la vida, mientras vivamos en "cierta" libertad podremos seguir dentro de él siempre y cuando lo deseemos. Que nadie nos corte las alas...

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Donde el corazón te lleve.
    Besitos, Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Nunca dejaremos nuestros sentimientos echarlos a volar, y nosotros por ellos dejarnos muchas veces guiar, para ver la vida y de ella si es posible con amor disfrutar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muy relajante este texto,carpe diem.
    La prisa no es buena consejera nunca.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...