martes, 5 de agosto de 2014

Quietud



En este vuelo que no me ata a nada, el aire me lleva hacia las rosas. Arde la vida bajo el sol y el eco de tu palabra en mi corazón se hace música.

Nácar en la sonrisa, oro en mi pelo; quietud en mi ser, que ya no espera. Abrazo el silencio y aprendo a descifrar los signos ocultos a la prisa.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...