jueves, 4 de septiembre de 2014

Ya no hay nada que me dañe...


Un río de plata aparece siempre queriéndome anunciar algo que piensa me interesa; pero a mi me gustan los ríos de agua cristalina y limpia.

A veces alguien intenta hacerte daño, de manera solapada, sin que se note...

No, ya no hay nada que me dañe. Sé dónde puedo ser feliz.


Sakkarah

5 comentarios:

  1. Toda batalla acaba enseñándonos algo.
    Bonita imagen, Carmen.
    Besitos para este jueves.

    ResponderEliminar
  2. Es bueno tener la certeza del lugar exacto de la felicidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie puede ser feliz en todo momento, pero si hay lugares que traen la paz...

      Muchos besos

      Eliminar
  3. Maravilloso conocer el lugar donde está la felicidad, y especialmente si se conoce el momento. ¡¡Se feliz!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...