viernes, 24 de octubre de 2014

Los recuerdos



Tendida en el lecho acuden los recuerdos de aquel velero que navegaba en aguas plácidas, y embarrancaba en playas donde la sensualidad se apoderaba de mi piel, de tus manos. El calor de tu cuerpo entre los haces de luz, y el infinito deseo en mi mirada.

Tu cabeza en mi regazo, y al unísono los sueños, mientras mis dedos se enredaban por tu pelo. Notaba el anhelo de tus manos en mis latidos, porque estallaba el corazón, porque la sangre quemaba.

La desnudez de tu cuerpo me invadía, y loca paraba el tiempo, amarraba los días, y el espacio, a ese instante en que nuestros labios ardían.

Hoy, sólo el recuerdo tibio invade en ocasiones mi memoria.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...