miércoles, 5 de noviembre de 2014

Caen los diques




Reflejado en mi mirada, despiertas todo mi ser.

Late en las venas la sangre que se agolpa en el deseo.

Las tibias noches se convierten en ardientes piras.

Tu aliento despierta mi pasión, tu caricia me excita.

Siento tu boca en la mía, encendiendo el alma, sacudiendo el cuerpo

Tus labios recorren mi piel, se posan en mis senos

Una alerta salta en todos mis sentidos

Adivino el sendero que bajas recorriendo, y espero

Sacias tu sed en mi locura, te anima mi gemido.

Mis piernas se enredan en tus hombros: fuego!

No me queda razón para parar lo que siento

Caen lo diques, me desbordo.

El río salvaje de tu vida, anega mi cuerpo y mi alma.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...