sábado, 29 de noviembre de 2014

El frío



Ha llegado el frío, y el vuelo de las hojas es lento, acariciante al aire que las sostiene.


Me siento en la mesa en actitud de leer, pero el corazón no tiene horario, y se apodera de mi pensamiento trayéndote a mí…


Cierro los ojos… te imagino aquí a mi lado y recuesto mi cabeza en tu pecho. Me encanta que me acaricies el pelo, mientras ves el reflejo de la adoración que siento en mi mirada.



Sakkarah


Autor imagen: Antonio Varas De la rosa

16 comentarios:

  1. Pensar en la persona que se quiere es un ejercicio de amor.
    me gusta leerte Amiga.
    efe

    ResponderEliminar
  2. Mecachis en la menguis el coche se me quedó helado y por eso el poder llegar a ese banco muchas horas me ha costado y que pena tu´ya te habías marchado ,ya sé que de ilusión también se vive y yo no era el esperado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Muchas gracias por tu buen humor.

      Un montón de besos

      Eliminar
  3. Cuando sientes o estás con la persona a la que amas, tan cerca, es imposible sentir frío... imposible...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. El corazón no tiene horario, es así de cierto, incansablemente siempre atento.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  5. Ya sabemos que ese órgano sigue sus propios dictados, de ahí que sea tan vivo y hermoso cada latido de amor.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Imagino esa escena que dibujas con tus letras y quedo ensimismada por la imagen tan dulce. Precioso!!
    Odio el frío, me trae recuerdos que se clavan como flechas de hielo.
    Mil besitos, Carmen y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias...

      Yo también odio el frío.


      Mil besitos, guapa

      Eliminar
  7. Un placer pasar por tu blog, besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Amapola

      Me alegra que vengas por aquí.

      Muchos besos

      Eliminar
  8. Y yo en un momento, emulando a Don Rodrigo Díaz de vivar ese que peleaba con los molinos, creo que esas alteraciones son por mi cuerpo sandunguero.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Un romanticismo bucólico, dulce , apasionado, lleno de belleza y ternura,un otoño que tú conviertes en dulce caricia
    Besos
    André

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...