miércoles, 17 de diciembre de 2014

Cuando me amé de verdad...




CUANDO ME AMÉ DE VERDAD...



Comprendí que

en cualquier circunstancia 

Yo estaba en el lugar correcto...

En la hora correcta...

En el momento exacto...

Entonces me relajé.

Hoy sé que eso

tiene nombre:


Autoestima


Kime Alison McMillen

12 comentarios:

  1. Un precioso poema. Yo creía que era de Charlot, fíjate.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, es más largo; pero iré poniendo trocitos :)

      Parece que no es de Charlot, pero no te extrañe que se lo atribuyan...

      Muchos besos.

      Eliminar
  2. El quererse a uno mismo
    tiene su importancia.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Nunca debemos perderla ni gastarla del todo. Me ha encantado tu regalo- Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Acertado poema, siempre hay que tener la solidez de una buena autoestima para dar lo mejor de uno a los demás.

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  5. Es la riqueza más grande de la persona su autoestima, que nadie se la quite .

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Amor Propio,
    Besos, que no fante nunca.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...