domingo, 14 de diciembre de 2014

En el más absoluto silencio




En el más absoluto silencio 

sólo se escucha el murmullo tibio del amor 

cuando los cuerpos se rozan.


La brisa calla y admira el juego de las manos 

que van cargadas de ternura. 

Caricias de agua que caen serenas 

hasta que forman una corriente de pasión.


Labios que unidos se mecen como flores 

cuando el aire las roza. 

Piel de seda que lleva a un paraíso 

del que nadie quiere volver.


Tu susurro en el oído, 

como hoja que cruje bajo los pies de un niño, 

y el sentimiento estrecha el alma 

que gime asustada de tanta felicidad


La humedad del amor, 

como lluvia fértil de la vida. 

Un instante vale toda una eternidad.


Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...