domingo, 11 de febrero de 2018

Allí...



Sus pies se encaminaban al encuentro con la grandeza de las aguas. Despacio, haciendo una hilera perfecta...

Allí, en la orilla, su mirada soñaba hacerse fondo, ser sólo un rumor de ola batida, su cuerpo de espuma. Al fondo el encuentro con el cielo para tocarlo con el filo, para sentir su grandeza inalcanzable rozándolo con sus dedos de agua.

La luna, lejana luz en sus nostalgias, ahora la ceñía con su abrazo de plata. Líquida presencia que acariciaba su piel. Y los peces dejaban una luminaria de color que daba luz a sus ojos.

Allí encontraría la paz.



Sakkarah

16 comentarios:

  1. descalzarse es una sensación muy agradable y adictiva. y pasear por la playa, con el agua mojándote los pies, qué maravilla.
    precioso relato. besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chema. Es cierto q es una sensación muy agradable:)
      Muchos besos

      Eliminar
  2. Todo un paraíso... para los sentidos... allá donde esté la paz está el edén.

    Mil besitos, mi preciosa Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... es importante sentir paz...

      Mil besitos, guapísima.

      Eliminar
  3. Buenas tardes, Carmen:
    Bordear las orillas, acercarse a los límites, supone un encuentro con lo que hay al otro lado, sin que lleguemos a invadir ese territorio donde nuestra presencia no invitada nos haría sentir en tierra extraña. La luz de la luna convierte nuestra piel en plateada, pero no por eso deja de lucirse sonrojada cuando entramos allí donde nos sentimos como peces fuera del agua.
    Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué precioso, Nino.

      Seguro que es así... Acariciar los límites y no poderlos traspasar...

      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Parece un lugar idílico.
    Hay plaza?

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un lugar bonito :) Por supuesto que tienes plaza.

      Un montón de besos.

      Eliminar
  5. Hola carmen.. La grandeza y a la vez la calma de la mar, sentirla como acaricia la piel, es una maravillosa sensación..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  6. El mejor lugar para encontrar la paz, sin duda.
    Un beso Carmen.

    ResponderEliminar
  7. Las aguas besaran sus pies y la brisa la acariciará.

    Hay lugares propicios.

    Y hay gente que parece irradiar algo, que hace bien a quienes están a su alrededor. Lo he visto.
    Tal vez sea el caso de tu mujer.

    La imagen es tan hermosa. Y acompaña tan bien a tus versos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) Me alegra que te guste.

      Un beso muy grande.

      Eliminar
  8. MARAVILLOSO descripción de una sensación.
    Te felicito, Carmen.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...