martes, 13 de febrero de 2018

El rumor...


Ardiente voluptuosidad sobre la arena de tus playas
Rompe el mar sobre tu piel
Y el sentimiento rasga los luceros en la noche
En el edén de espuma, tu cuerpo junto al mío.

Hiervo y me hago llama a tu contacto
La suave brisa no apaga tu sed
Tu aliento quema, derrite mi palabra.

El rumor de tu mar abre caminos al delirio
El beso se alarga hasta el amanecer
El límite del placer nos lleva al tártaro
Donde me quemo en amalgama de fuego y amor.


Sakkarah

17 comentarios:

  1. El amor puesto sobre brasas. Así debe ser. capaz de conflagar los cuerpos. Como bien lo dices que nos lleve al Tártaro. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... Así debe ser :)

      Muchos besos, Carlos

      Eliminar
  2. Esa amalgama de fuego y amor se llama pasión. Bonito poema de pasión.

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  3. Tocas fuego, tus letras prenden en las emociones de quienes te leemos. Abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras siempre bonitas.

      Un beso grande. Ester.

      Eliminar
  4. Preciosos versos, apasionados y ardientes.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, bonita.

      Montón de besos enormes.

      Eliminar
  5. Algo lleva a relacionar la arena de las playas con la voluptuosidad, lo que seguramente ha hecho que películas incluyan escenas de amor en la playa.

    Y esa fracción del Tártaro será también un paraíso. Como Paolo y Francesca en el infierno del Dante.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces el infierno es un paraíso :)

      Es que las playas son románticas...

      Montón de besos, Demiurgo.

      Eliminar
  6. Me encanta la pasión en el poema
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Eso quiere decir que soy pesada con lo de arder...

      A ver si otro día lo hago mejor :)

      Un beso enorme, Toro.

      Eliminar
  8. En la mitología, el Tártaro era el lugar profundo donde se mandaban a los pecadores.
    Tras leerte, no debes temer: la autora de ese poema, no puede ni debe ser castigada. A la belleza del amor y el deseo lo que hay que hacer es mandarla al Olimpo de los buenos poetas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. En tus letras prenden fuego!!!!
    En todos los sentidos queman.

    Muchos besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...