viernes, 23 de febrero de 2018

Existen...


Existen cadenas invisibles,
que solo me hacen reaccionar ante tus motivos.
Sin embargo, gimo en libertad entre tus besos.
Esclava de mis pasiones, cautiva de tus encantos
Adoro tu cuerpo y mora en mi alma tu corazón.


Lo ocupas todo, con tremendo egoísmo
Y en laberintos de vehemencia me pierdes
Donde quiera que se dirigen mis ojos,
se representa tu torso.



Tirana soy dominando tus sentidos
Sirviente de tus excesos
Demente apasionada en tu caricia



Tristes pasan las horas de la ausencia
En furioso recuerdo de nuestro amor
Un bullicio interno despierta en los encuentros
Viviendo agitada en este gozo.



En soledad medito y asimilo el amor,
lo atesoro en mi fortaleza.



Sakkarah

12 comentarios:

  1. Se entiende esa esclavitud, esa cautividad y esa tiranía.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Cadenas que atan desde el placer de sentir en la esclavitud de la pasión.

    Bellísimos besos e imagen.

    Muchos besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  3. La atracción y el deseo sujetan firmemente. No hay escapatoria de tus versos. Feliz noche y buen despertar

    ResponderEliminar
  4. Todo lo bueno se atesora, y se vuelve a ello cuando sea necesario porque es ganancia para el alma.

    Dulces besos y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Esos recuerdos tan magistralmente cantados, son el acicate para que una explosión de deseos y sentimientos , se materialicen al acabar la ausencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias...

      Un beso muy grande, Juan.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...