martes, 22 de mayo de 2018

...



Me encantaba aquel parque, sus bancos, sus árboles... Me gustaba sentarme a leer en uno de ellos. Allí volaba mi imaginación introduciéndome en mundos desconocidos para mí. Estaba tan ensimismada en la lectura que no reparaba en mi compañía, hasta que un leve sonido del roce de unas alas me hizo levantar la mirada. Allí estaba él, oscuro, con sus ojos fijos en mí. Paseaba despacio mientras no dejaba de mirarme. Era inquietante como penetraban esos ojos en mis adentros, calaban el alma.

Presentía que quería decirme algo, pero no podía comprenderle. Siempre llevaba el tiempo muy tasado y no me quedó más remedio que marcharme. Pasé una tarde nerviosa y el sueño no acudía en la noche.

Impelida por una fuerza extraña, me levanté muy temprano y me dirigí al mismo lugar, me senté en el banco y... estaba allí de nuevo, mirándome fijamente, escudriñando mi alma, calando hondo.

Fueron varios días en los qué fue sucediendo lo mismo, nada cambiaba y él me atraía, tiraba de mí hacia ese lugar... Pero aquella tarde fue diferente: él movió sus alas y yo intentaba imitarle. Así una y otra vez. Sin darme cuenta estaba a muchos metros del suelo, junto a él, volando alto, haciendo filigranas.

Poco puedo ya contar de lo que es mi vida: vuelo, reposo, le entiendo... ¡Soy feliz!.


Sakkarah

29 comentarios:

  1. Ya me gustaría a mí tener una experiencia semejante.......sueño muchas veces que vuelo y disfruto mucho de esos sueños.El relato muy bueno.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!. Si sueñas con ello ya lo tienes :)

      Muchos besicos, guapa.

      Eliminar
  2. Preciosa entrada llena de emotivos instantes y sobre todo ese final me gusto mucho .
    Un fuerte abrazo , feliz martes .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, bonita.

      Montón de besos.

      Eliminar
  3. Hola Carmen.. Hay que volar, o por lo menos intentarlo, aunque solo sea volar con la imaginación..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, porque yo parapente no hago :) jajaja

      Un beso grande, Llorenç

      Eliminar
  4. Y entre tus metáforas surge ese vuelo mágico que traslada en el momentos más acertado.

    Mil besitos para tu tarde, preciosa ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos besos, guapa, que pases una semana muy bonita.

      Eliminar
  5. Me alegro mucho de que te sientas así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Anda, si me acabo de ir, como se donde está la llave, entro y salgo a placer. Que bonito y que bonito como lo dices, eres feliz y ya lo somos todos nos has despojado de los prejuicios. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Muchas gracias, guapa, me gusta que tengas la llave.

      Bonita tú.

      Saltibrincos y mil besos.

      Eliminar
  7. Hola me ha gustado tu blog y el relato... hay que intentar volar aunque más no sea por el pensamiento que tiene unas grandes alas y nos hace felices.
    Te dejo un beso al alma desde planetasdecristal.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula, es cierto que hay que intentar volar.

      Muchas gracias por pasar por aquí.

      Muchos besos.

      Eliminar
  8. Tu relato es una muy bonita metáfora de esos encuentros que marcan la vida cuando conocemos a ese alguien especial que nos hace volar.

    Dulces besos para cuando aterrices ;)

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, muchas gracias, Dulce.

    Esperemos que la pista sea larga :)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo soy feliz aún pisando la tierra..hermoso tu poema !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de vez en cuando me poso, eh? :)

      Muchos besos, Demian.

      Eliminar
  11. Sí, la vida es pasión y libertad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso pienso :)

      Muchos besos, Lodo Jim.

      Eliminar
  12. Buenos días, Carmen:
    Excelente este relato en el que creas una atmósfera onírica, de realismo mágico: tomas un acto cotidiano y lo elevas a algo cotidiano.
    En más de una ocasión mi ánimo ha acompañado a un ave en su vuelo, pero nunca he sabido recrear ese vuelo de la manera grácil en que tú lo haces.
    Enhorabuena, Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si lo hubieras intentado recrear lo hubieras hecho muchísimo mejor :)

      Muchos besos, Nino y gracias!

      Eliminar
  13. Me encanta esa sensación que se queda después de leer el relato y no saber si lo que he leído es literal, una metáfora... Di que la imagen da sus pistas ;)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, es que esa imagen me encanta :)

      Muchas gracias, preciosa.

      Un montón de besos.

      Eliminar
  14. ¡Maravilloso!

    Sobre todo ser feliz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Eso se intenta :)

      Un beso grande, Erik

      Eliminar
  15. Que belleza de texto, una magnífica metáfora cargada de misticismo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...