sábado, 9 de junio de 2018

María Callas



“En estos momentos terribles.
Sólo tú me quedas.
Sólo tú me tientas.
Última voz de mi destino.
Última cruz de mi viaje”

Versos garabateados por la soprano en italiano en un pequeño papel del londinense Hotel Savoy. Palabras desesperadas que pronuncia la heroína de la ópera “La Gioconda”, de Ponchielli, el primer gran éxito de Callas en Italia y una obra fija de su repertorio.

El destinatario de esas palabras no era el fallecido Onassis, sino su primer marido Battista Meneghini que nunca recibió la carta porque nunca llegó a enviarla. Apareció en el apartamento de la diva en París, aquel en el que pasaba horas, triste, en su autoexilio escuchando sus viejas grabaciones....


Cecilia VC

8 comentarios:

  1. Un poema extraordinario, que resume en pocos versos pasión, drama, locura, amor y toda la nostalgia por lo que ya no será.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tan extraordinaria cantante , como desgraciada mujer en los temas del amor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Una gran voz, una gran mujer y una vida atormentada. Nos dejó un gran legado y una leyenda. Ella.

    Mil besitos para tu día, mi querida amiga ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, nos dejó mucho...

      Mil besitos, preciosa.

      Eliminar
  4. No la he escuchado demasiado, no conozco su biografía completa, pero me parece que feliz no fue. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue feliz, pero su voz fue una maravilla...

      Besucos, guapa.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...