jueves, 27 de septiembre de 2018

Relato Jueves II Estancias Hospitalarias.


Hoy ha dado la coincidencia que ha habido dos convocatorias diferentes.  Rhodea Blason ha propuesto hablar sobre estancias hospitalarias. Podéis leer más relatos en su blog:  Rhodea Blason




Llevaba tanto miedo a la operación, me cree un mundo tan enorme en torno a lo que me iba a suceder, que al final terminé hasta contenta.

Mil películas de terror habían pasado antes por mi mente y, de hecho entré llorando al quirófano. Mi mayor prisa es que me anestesiaran cuanto antes para no enterarme.

Todo fue bien, sin ninguna complicación, y la estancia fue perfecta, acompañada de mi familia, en una habitación enorme, con salón incluido. Aún así, no quiero volver nunca más…

Para mí, los cirujanos son semi dioses, creo que su labor es tan difícil… Y a su vez es tan importante… Pienso muchas veces en cómo sería la vida si no hubiera personas que estudiaran para ello. Y es mejor no imaginarlo.


Sakkarah

17 comentarios:

  1. La primera vez que entrél en un quiromancia tenia 6 años, de la mano de una enfermera que prometió regalarme una muñeca vestida de primera comunión... aún la espero.
    Mejor no imaginamos.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen.. Siempre poco reconocidos, los cirujanos que no se si nos damos cuenta, salvan vidas..
    Si me permites una banalidad, el otro dia en una sala de espera de un hospital, mi compañía me comentó algo que teniendo gracia, no tenía ninguna, decía.. Cuando llegamos a cierta edad cambiamos el turismo de visitar catedrales, al turismo de visitar Hospitales.. jeje. Me hizo gracia, aunque no tenga ni pizca de gracia..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  3. golpes de la vida que ayudan a valorarla aún más... el tema es aprender a vivirla... saludos!

    ResponderEliminar
  4. la profesión de médico puede ser dura, pero es vocacional. y siempre te dedicarás a curar personas, independientemente de la clínica en la que trabajes. no es como cuando estudias ingeniería, y al llegar a la empresa te ponen a maquetar manuales. cuando eres médico trabajas de lo tuyo.
    muy bonito relato. besos, carmen!!

    ResponderEliminar
  5. Sí.
    Mejor no imaginarlo.

    Besos.

    Tienes más deberes que los de la E.S.O., jajjaaja

    ResponderEliminar
  6. Mejor no volver. Ayer por la mañana estuve en el dentista, para una limpieza, (nada que ver con tu caso) y no lo pasé bien.
    Cruzo los dedos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Siempre hay que agradecer que hayan personas con esa devoción porque toda nuestra fe se deposita en ese momento de indefensión.

    Un placer leerte, amiga mía.

    Mil besitos para ti ♥

    ResponderEliminar
  8. Como al 99% de los ciudadanos incluidos los sanitarios, los hospitales no me gustan, huelen a pena, a limpieza absurda y sin embargo me gustan las pelis y las historias de médicos, si es que soy rara, rara, rara, y claro la tuya me ha encantado. Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Casi, casi como yo, me desperte de mi ultima operacion sintiendome la mujer más feliz del mundo, toque mi barriga senti los esparadrapos y suspire diciendome : ya paso todo....
    Magnifico relato que supongo tiene que ver con la realidad, besos.

    ResponderEliminar
  10. La cirugía es un arte que ha evolucionado mucho, por suerte. ¿Qué sería la vida sin una simple intervención de apendicitis?, pues seguramente la muerte, como le sucedió a Manel de la Mata en 2004 en su descenso del K2. Digo esto porque una nimiedad en apariencia, puede conllevar complicaciones tan severas que deriven en muerte. Se han instaurado las intervenciones de tal modo, que casi dejamos de valorar la preparación y medios que conlleva. Brindo por la vacación de todos los cirujanos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Los hospitales es cierto que imponen y entrar en un quirófano lo mismo , pero hay que tener confianza pues cómo has dicho son semi dioses .. gracias a ellos nuestra calidad y longeva vida es mucho más y mejor .
    Un abrazo reina .. a descansar.

    ResponderEliminar
  12. Yo también admiro a los cirujanos por la gran labor que hacen.....Besicos

    ResponderEliminar
  13. Creo que también tendría miedo a la anestesia, supongo.
    Los cirujanos son increíbles, aparte tienen una gran sicología para tranquilizar al paciente y su familia, su responsabilidad es increíble.
    Muy bueno.

    Un besado

    ResponderEliminar
  14. Sin duda que los cirujanos tienen una responsabilidad enorme cuando deben operar, yo no sé cómo me comportaría en una situación así, nunca me he operado de nada.

    Dulces besos para ti.

    ResponderEliminar
  15. Fundamentales los cirujanos, lo dice quien ha estado en sus manos operativas. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  16. Han estado apegados a la ciencia la mayor parte de su vida, pero no abandonan su espiritualidad y, más aún, en momentos críticos de su práctica profesional: en su trabajo intervienen las manos de Dios.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  17. Muy bien relatado ese previo a la operación tan cargado de incertidumbres que creamos; la operación de la que no hablas porque es tarea de otros; el post operatorio e el que volvemos a retomar nuestro protagonismo usurpado al artífice, el cirujano y su equipo. Feliciades

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...