lunes, 29 de enero de 2018

.

Autor imagen: Gustav Klimt


La sutura la hice con hilo dorado
Y un diamante engendré de mi última lágrima.

La vida es un pañuelo arrugado entre mis manos
el amor se desprende de cualquier doblez.


Sakkarah

12 comentarios:

  1. El amor es un loco imprevisible... yo ya he desistido de intentar averiguar sus caminos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es como dices, es mejor no intentar averiguar nada.

      Las cosas que tienen que ser, serán.

      Un beso grande Toro.

      Eliminar
  2. Hola carmen.. !Ah! si los pañuelos pudieran hablar por sus arrugas..
    El cuadro de Klimt, es que es una maravilla, para mirarlo y mirarlo durante horas..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  3. El amor está en todas partes, tambien en las arrugas en los pliegues, solo dejemos que venga y cuando se gaste que se vaya. entonces podemos admirar los cuadros de Klimt. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  4. Es hermoso que el amor se desprenda de cualquiera de los dobleces de ese paño de vida. Cada lágrima una perla.... es hermoso.

    El cuadro que nos regalas siempre me ha maravillado, es precioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la metáfora del pañuelo. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...