miércoles, 17 de enero de 2018

Silenciosa



Silenciosa siempre, hoy la noche se siente fría.

Sobre la rama, acurrucada en el nido, siempre dispuesta a volar.
Observando las sierpes desde altura. Agito mis alas para cerciorarme de su firmeza. Ellas me pueden mantener sobre toda fuerza que se arrastra.

Yo moro en la altura del pasaje donde conviven cardos con amapolas. Libre de las ataduras me transporta el viento. Esquivo al ave de rapiña en mi pirueta por el espacio.

Solo acepto lo que se me lega sin pedirme, mi verdad no la vendo ni la impongo. Soy más humana que la misma humanidad.



Sakkarah

14/05/2013

10 comentarios:

  1. Consérvate así por los siglos de los siglos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Más humana que la misma humanidad. Paradojicamente, tal vez sea por distanciarte de esa humanidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que los cardos conviven con amapolas y se llevan bien.

    Precioso.

    ResponderEliminar
  4. Sí, es verdad...

    Muchas gracias, bonita. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen.. En la vida siempre hay aves de rapiña que acosan, pero la humanidad vencera..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  6. No sé yo... no lo tengo yo tan claro :)

    Un beso, Llorenç

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...