jueves, 18 de enero de 2018

Uno...



Uno quiere decir muchas cosas, escribe peroratas que tiene que romper... Las palabras se ven sin salida. Se han escondido todos los papeles.

Uno quisiera explicarse para desatar los nudos del ridículo, para atesorar una brizna de ternura o simplemente comprensión; pero no hay caminos para esas letras.

Una mordaza araña los labios, una injusticia se lleva entre los brazos; pero siempre se puede dictar su sentencia y siempre, uno, lo escucha atento.


Sakkarah

18 comentarios:

  1. Un texto con cierto enigma el tuyo, o al menos así lo siento yo, es casi como una lucha interna.

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  2. Parece que sigues la entrada anterior, de momento "En ocasiones uno..." entre ser como nos ven o que nos vean de modo diferente a como somos, decir lo que quieren oír, dejarnos querer o ....
    Quizá haya continuación. Unos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, espero que no, aunque me guío por impulsos siempre...

      Muchos besos, preciosa.

      Eliminar
  3. Hay veces que, teniendo tanto que decir, tratando de liberar todo lo que sentimos, se atascan las palabras y nos sentimos incapaces de hacerlo por el momento.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Kasioles, querría decir tanto... pero no se hacerlo en realidad.

      Gracias por venir, muchos cariños y besos.

      Eliminar
  4. a veces me ha ocurrido que estando en la calle lejos de casa todas las ideas fluyen sin cesar y que una vez sentado frente a la pc uno no ata ni desata.

    a veces todo depende del (mal) ánimo en que nos encontremos y del que hay que sobreponernos dándole un poco de tiempo para poder manifestarnos como quisiéramos.

    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Draco, cuando uno deja pasar algo de tiempo, se calma y ya las palabras serían diferentes. Ser impetuoso a veces puede traer consecuencias.

      Muchos besos.

      Eliminar
  5. No, para esas letras no hay caminos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. En estos casos, en que parece que no hay salida, lo mejor es salirse por peteneras, contar un chiste, desviar la atención sobre el tema y si el tiempo se ha agotado, se termina muy serio con un "Mañana más" y tienes todo un día para pensar que es lo que debes decir para mantener la atención de los oyentes.
    Recursos de uno que ha sido profesor colaborador muchos años en la propia empresa donde trabajaba.
    Un beso.
    P.D. Por supuesto el día siguiente hay que mantener las expectativas y explicar aquello que se supone ibas a comunicarles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;) Muchas gracias por tus consejos, eso tendré que hacer... Pero sin decir nada al día siguiente, je,je,je.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Hola Carmen.. Un texto muy especial, veras que cantidad variada de interpretaciones te darán en los comentarios..
    La primera parte la interpreto como que se habla mucho y se hace poco, porque nadie cambia sus ideas y posturas.
    La segunda parte, busca la salida, una brizna de esperanza.
    Pero al fin a pesar de las injusticias, hay que escuchar, hay que seguir......
    Vaya lio que me hecho.. Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, eso es lo bueno que tienen las palabras, que se pueden interpretar de muchas formas.

      Son palabras que uno quisiera decir, pero no puede, y se siente rabia de no poder hacerlo; pero ahora pienso que en este caso, solo se puede dejar la vida fluir, sin hacer nada.

      Un beso, Llorenç

      Eliminar
  8. Cuando te faltan las palabras, lo mejor no es ir al diccionario; lo mejor es ir a la vida. Es donde encontrarás las respuestas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, cierto que viviendo se encuentra todo...

      Muchos besos, Juan.

      Eliminar
  9. La lucha de la expresiòn.
    Hace tiempo asistì por casualidad a una charla literaria de un escritor profesional, no sabes lo insufribles que son...pero de todo lo que dijò, se me quedò uno de sus trucos para escribir. Llevar siempre en el bolsillo un puño de palabras de emergencia. Si no sabes sobre què escribir, di algo con esas palabras, lo que sea, pronto encontraràs que no has dejado de escribir ni siquiera en los momentos de bloqueo, y eso es saludable para la identidad escribiente.

    bueno, un placer pasar por acà. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el consejo tan valioso, lo tendré en cuenta :)

      Muchos besos, Beatriz.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...