miércoles, 28 de febrero de 2018

En las entrañas...

Autor imagen: Mariska Karto



En las entrañas, la firmeza de un amor

La luminaria que me guía
Como una gacela corre la sangre por mis venas
Y tu pasión me consuela
Tu mirada juega con mi corazón.
Acaríciame hasta que palidezca el día
Ávido y sediento, no retrocedas
Penetra muy hondo
en la conspiración de nuestros cuerpos
Quiero sentir el dulce fuego
Y el húmedo silencio
Que da paso a la ternura.



Sakkarah

...


Autor imagen: Amanda Cass

Llevo tatuado en oro tu nombre en lo más profundo de mi ser, donde nadie llega, donde el sentimiento es intocable.


Sakkarah

..


Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo.

Lo que me gusta de tu sexo es la boca.
Lo que me gusta de tu boca es la lengua.
Lo que me gusta de tu lengua es la palabra.



Julio Cortázar

martes, 27 de febrero de 2018

Carta de Antonio Machado a Guiomar



“Lunes, en “nuestro rincón”.

Aquí, en nuestro rincón, vida mía, empiezo mi carta cuando tú no habrás llegado todavía a tu casa. Así combato yo la amargura de este momento terrible de la separación, ese principio de tu ausencia, tan violento, que es tanto como un desgarrón en las entrañas. Porque así pienso yo que estas palabras mías te llegan al oído y te acompañan en el camino. Adiós, mi diosa, mi vida, mi gloria! Aquí se queda tu poeta con la ilusión… con la conciencia de que es una ilusión el tenerte todavía a su lado. Ay, ahora cuánto sufro! Qué soledad tan grande! Pero, también, qué momentos de suprema alegría acabo de vivir. Y cuando pasen estos momentos del tránsito de tu presencia a tu recuerdo, que son los verdaderamente trágicos, volveré a ser feliz con tu imagen rememorando y recordando una por una tus palabras y tus labios y tus ojos! Cuánta vida has venido a dar a tu poeta! Y cuántas cosas no te he podido decir, porque la emoción no me permite coordinar mis ideas cuando estás a mi lado. El amor tiene más gestos que palabras, y cuando se complica con la necesidad del freno… Ay! Tú no sabes bien lo que es tener tan cerca a la mujer que se ha esperado toda una vida, al sueño hecho carne, a la diosa… Ahora que estoy solo, quiero llorar un poco, de amor, de gratitud, si no se me rompería el corazón.

Son las diez y media. Comienzan a venir gentes alegres. Es día de moda -me ha dicho el mozo- en esta casa. Yo me voy a la mía”.


Antonio Machado


Esta carta no contiene fecha. Sus protagonistas son la poetiza madrileña Pilar de Valderrama (Guiomar) y Antonio Machado.

Aquel pensamiento



Abrió la ventana y aspiró el aire frío que la taladraba internamente. Necesitaba respirar, aspirar la vida, llenarse de ella.

No encontraba palabras para traducir su pensamiento, pero sabía que era inmenso como ese cielo tan azul, e intenso como su alma.

El crudo invierno abrazaba la ciudad en ese claro día. Los perros tiraban de sus amos apergaminados, los árboles enseñaban su mustio esqueleto.

El mundo se escondía en una alcantarilla, los pies tropezaban en las baldosas rotas. El aire corría buscando lugares siniestros.

Un grito de angustia salió de su pecho al no poder hablar; pero ella quedó serena, con sus ojos brillantes por la emoción que le proporcionaba aquel pensamiento.

Cerro su ventana, se sentó en su desvencijado sillón y con sus ojos cerrados arropó con ternura su corazón.


Sakkarah

Abajiné



Autor imagen: JL. Balbín

DICCIONARIO GITANO:



ABAJINÉ :


adv. Abajo, al fondo.

lunes, 26 de febrero de 2018

Tiembla...

Tiembla la noche bajo tus besos

Entre tus brazos vivo la locura de este amor
Bebe en mi piel, soy fuente
que solo mana para tus labios
Me enciende el roce de tu mano
Me hago fuego con el peso de tu cuerpo
Necesito tu amor aunque me lleve a los abismos.
Hemos roto las estrellas del telón negro de la noche
Nos hemos sumido en esta ciega oscuridad,
Pero tu boca hará nacer la primavera
Y tus manos tibias, calmarán mi llanto
Soy el ánfora oscura que guarda tu sentimiento.



Sakkarah

...


En cascadas limpias
brota el agua, símil de mi amor.


Libo en tu piel los fluidos del edén.



Sakkarah

..





"Lo que pensamos determina lo que somos y lo que hacemos, y, recíprocamente, lo que hacemos y lo que somos determina lo que pensamos. Las ideas falsas tienen por consecuencia malas acciones; y el hombre que se acostumbra a obrar mal, limita con ello mismo el campo de su conciencia y hasta llega a hacérsele imposible pensar determinados pensamientos. En la vida, la ética y la metafísica son interdependientes."


Aldous Huxley

domingo, 25 de febrero de 2018

La nada...


Por un oscuro pasillo camina, perseguida del miedo.

Una música fantasmal envuelve todas las estancias, toda la vajilla baila y sus manos tiemblan sin poder controlarlas.

La habitación estaba oscura, el brillo de la colcha la hacía ubicar la cama. Se recostó, tapándose los oídos. Una vela se encendió con un simple soplo de aire

A través de la ventana se veía un cielo negro azabache, parecía que las estrellas se hubieran escondido. Sacó valor para asomarse, para poder pensar a pesar del pánico, y vio una pequeña luz andante; era una luciérnaga que caminaba feliz, ajena a todo. Un poco más allá, siguiendo su recorrido, pudo divisar el agua de un pequeño lago cercano.

Imaginó los monstruos más horribles, incluso su mente ilusoria, le hacía adivinar cadáveres que flotaban, como pedazos de cera dispersa por el agua.

El aire se volvió espeso, y un gran ahogo sentía en su pecho, como si unas huesudas manos oprimieran su corazón. Solo duró un instante…

La luz era cegadora, el ambiente dulce. No sabía quien era, no poseía recuerdos, no tenía futuro. Una soledad tierna la envolvía. Era muy feliz.


Sakkarah

...


Nunca encuentro las palabras
para decirte lo que siento.
En la soledad de tu distancia
se mezcla ternura y desencanto.


Dulce en mi piel se posa tu caricia,
tu aliento sobre mis ojos
hace que los cierre para presentir
esta luz que inunda el alma.



Sakkarah

.



Si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora debes construir los cimientos debajo de él.

Shaw, george Bernand

sábado, 24 de febrero de 2018

Humo



Me he dado cuenta de que todas las cosas que pensaba y soñaba, no eran ciertas, solo eran producto de mi imaginación y de mis sentimientos…

Ahora solo encuentro frío y distancia

Bueno, los sueños, solo son eso, humo…


Sakkarah

...


No hay dogma que no me lleve a la duda, a un proceso de mi mente, a una búsqueda.

No hay cadenas que aten mi ser interno, rebelde en su aparente quietud.

Ni el amor me sujeta a una visión inamovible.


Sakkarah

Devoradores de hombres.



Si algún día pasa por Chicago no puede perderse el Museo Field de Historia Natural. Una vez que entre debe dirigir sus pasos a su gran atracción: un diorama de dos leones sin melena. Estará viendo la piel (y bajo ella el cráneo) de los felinos que aterrorizaron a los obreros que construían la línea férrea de Kenya a Uganda a finales del siglo XIX.

La historia fue la siguiente. En marzo de 1898, mientras se construía el puente sobre el río Tsavo (Kenia), una pareja de leones macho sin manada empezó a atacar por la noche las tiendas donde dormían los trabajadores. Era una sorprendente acción coordinada de los dos leones: vigilaban el campamento y esperaban el mejor momento, justo bien entrada la noche y mientras los hombres dormían; cuando entraban, rasgaban la tela de las tiendas elegidas y atacaban y devoraban a sus víctimas. De nada sirvieron las empalizadas, cercados, vallas de espino o las hogueras que ardieron por las noches para impedir su acecho. El miedo caló entre los trabajadores y muchos huyeron, paralizando las obras del puente dirigidas por el teniente coronel John Henry Patterson. El ingeniero militar británico instaló trampas por los alrededores y pasaba las noches en la copa de los árboles intentando, en vano, cazarlos. El 9 de diciembre abatió al primero y veinte días más tarde, el segundo. Según el mismo Patterson los leones habrían matado a 135 personas, aunque estimaciones recientes basadas en los marcadores isotópicos del cráneo de los leones parecen reducir su número a 35.

¿Qué llevó a dos leones machos a cazar juntos y solos, fuera de una manada? ¿Por qué acecharon y mataron a seres humanos de manera sistemática? Los biólogos han propuesto diferentes hipótesis para dar respuesta a esta última: desde la peste bovina de 1898 que dejó a los leones sin su presa habitual a que estaban acostumbrados a encontrar hombres muertos en el río Tsavo pues por ahí pasaban las caravanas de esclavos a Zanzíbar, pasando por las cremaciones rituales apresuradas de los obreros hindúes fallecidos, que atrajeron a los dos leones.

Por desgracia, ninguna de estas explicaciones dan cuenta de los sucedido en el río Tsavo, que revela un comportamiento animal totalmente misterioso: durante diez meses dos leones solitarios aterrorizaron a centenares de trabajadores, a los que cazaban por la noche dentro de sus tiendas. Ni trampas, ni fuegos, ni espinos pudieron detenerlos: únicamente dos cartuchos del calibre .303 disparados por un fusil Lee-Enfield.


Fuente: https://masabadell.wordpress.com

viernes, 23 de febrero de 2018

Existen...


Existen cadenas invisibles,
que solo me hacen reaccionar ante tus motivos.
Sin embargo, gimo en libertad entre tus besos.
Esclava de mis pasiones, cautiva de tus encantos
Adoro tu cuerpo y mora en mi alma tu corazón.


Lo ocupas todo, con tremendo egoísmo
Y en laberintos de vehemencia me pierdes
Donde quiera que se dirigen mis ojos,
se representa tu torso.



Tirana soy dominando tus sentidos
Sirviente de tus excesos
Demente apasionada en tu caricia



Tristes pasan las horas de la ausencia
En furioso recuerdo de nuestro amor
Un bullicio interno despierta en los encuentros
Viviendo agitada en este gozo.



En soledad medito y asimilo el amor,
lo atesoro en mi fortaleza.



Sakkarah

...


Nada mío tengo, y poseo lo que necesito. Sólo tú me faltas.


Sakkarah

..



Autor imagen: Jeanne Lorioz



Cuerpo, recuerda no solamente cuánto fuiste amado,
no sólo los lechos en que te acostaste,
sino también aquellos deseos que por ti
brillaban en los ojos manifiestamente,
y temblaban en la voz -y algún
obstáculo casual los hizo vanos.
Ahora que todo ya está en el pasado,
parece casi como si a los deseos
aquellos te hubieses entregado -cómo brillaban,
recuerda, en los ojos que te miraban;
cómo temblaban en la voz, por ti, recuerda, cuerpo.



Cavafis

jueves, 22 de febrero de 2018

Citas y sueños con el blog Paraíso de letras.



Siguiendo la iniciativa de Ginebra Blonde en Paraíso de letras.






Tu vuelo en lo oscuro se eleva ignorando mi suspiro. Eres el soplo inquieto del aire, que termina susurrando con ternura. Extraña la vulnerabilidad de tu palabra ante los crudos sucesos de la vida, aún así conozco tu alma, porque, como decía Bukowski: “El alma libre es rara, pero la identificas fácilmente cuando la ves”.

Cada momento de tu dolor me traspasa y cada palabra tierna me hace suspirar añorando mi sueño perdido. No tengo la llave del caudal que brota en tus letras, llave que abre compuertas de caudalosos sentimientos; pero sigo arropando con sonrisas mi desconcierto.



Sakkarah

Tu corazón.



Voy recorriendo todos los pasillos de tu corazón, y no tiene fin. Grande y silencioso se estremece cuando habla de amor...

Acaricio sus paredes, le beso hasta la rendición de mis fuerzas.



Sakkarah

..


Ha nacido una nueva estrella en este firmamento tan azul... Para mí es la que tiene una luz más especial (mi madre...)

Es difícil comprender la vida, pero deberíamos llenarla de amor; es el único lenguaje que merece la pena en este espacio tan fugaz.

sábado, 17 de febrero de 2018

...

No tengo palabras para agradecértelo, Dulce. Es un precioso regalo de cumpleaños :) Me encantaría saber decir cómo lo agradezco y la ilusión tan grande que me hizo verlo; pero siempre me faltan las palabras... De todas formas sé que tú sabes que lo agradezco de corazón y que te admiro, porque eres una bellísima persona. Gracias!!!


...




Escucho acercarse tu barca 

En aguas azules y templadas. 


Me inunda la emoción 



Que no dejo traslucir, aunque te adoro. 



Me late fuerte el corazón, y temo; 


Porque sé que nunca te quedas…


Sakkarah

..


Un momento de peligro puede producir el cese temporal de la corriente de pensamientos, permitiéndote degustar lo que significa estar presente, alerta, consciente.


Eckhart Tolle

viernes, 16 de febrero de 2018

En mí.




En mí. 
Siempre ahí perenne, haciéndote mío. 


Fantasma de mi pensamiento, 
en el que a cada instante cobras vida. 
Tu voz, el eco del tiempo, 
que no da tregua a este corazón. 



Dentro, muy dentro, 
se mueve tu sombra. 



Sakkarah

.



Un gran y clásico error de la gente pasiva es suponer que la gente sabe qué está ocurriendo en tu interior.

Pau Navarro

El castillo



Hoy mi pensamiento es salvaje y desearía que supieras cruzar todos los fosos, y trepar por la torre de homenaje amarilla. Desearía que no temieras al rastrillo. Tengo tentaciones de bajar a darte la mano para poder guiarte; pero temo que no te quieras arriesgar.


Sakkarah

jueves, 15 de febrero de 2018

Quiero...


Quiero devorar la delicia de tu boca
En mis mejillas el rubor de la pasión
Cuerpo y espíritu a ti entregados.



Un tigre aparece en tu mirada
y enciende mi deseo
Mis ojos son espejos de tu amor
Adoro cuando besas mis párpados con ternura




Sentada en tus rodillas, sonrío.
Adivino en tu cara nuestros juegos de amor.
Te quitaré tus ropas, mientras quitas las mías.




Sé que perderé sentido después de libar tus labios.


Sakakrah

.




"¡Cuánto mejor es morir por algo que vivir por nada!" 



José Narosky

Yo soy


Yo soy , y no me conoces, no me conozco; pero caen los vestidos desnudando el alma.

Siento curiosidad por tu presencia, un misterio que no entiendo, y no combato.

Saldré de esta prisión en la que ando con los pies de plomo. No sigas adelante sin detenerte a mirarme.

El poder de tu palabra me va atando el pensamiento, te repites en tu ausencia ocupándolo todo hasta añorarte.



Dame tu mano, para de puntillas dar el primer paso. Después, la danza mágica, ocupará todo espacio. Voy a soltar uno a uno los velos de este tímido corazón. Voy a volar de nuevo cuando note tenue tu vaho sobre mis alas.


Sakkarah

...



En apariencia y estadísticamente, la conquista de los hechos, cualquiera fueran, nos atrae más que la consumación de los mismos. La sed, el hambre, el ansia, se nos antojan más atractivas que la saciedad. Puede que esto sea a causa de la naturaleza del instinto de supervivencia. Aunque la satisfacción nunca pueda estar a la altura de las expectativas, aún así, una y otra vez la expectativa vuelve a generar el ansia, el hambre, la sed.


La imaginación humana es el hambre del espíritu humano, una sed que nunca está conforme con lo conocido, con lo aceptado, con lo rutinario. Por supuesto, algunos tienen más hambre de espíritu que otros, como sucede con las necesidades del cuerpo.



José Mataloni.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Llevo...



Llevo un jeroglífico colgado que habla de mi destino. Se necesita tiempo para ir descifrándolo, el que yo aún no he perdido; pero cada grabado saltará a la vida haciéndose realidad. ¿para qué ocuparme?


Sakkarah

.


...



Al Igual que pasó con los dinosaurios, el tiempo hizo extinguir a los cuenteros. Niños de cuerpo gigante que sacaban un destello de inocencia de la mirada de otros hombres que paraban a escucharlos.

Los cuentos llevan el polvo dorado de los sueños rotos, y en un soplido, los cuenteros, dejaban salir las palabras como lluvia de oro. Empapaban la mente de los niños y los hombres. Ricos y pobres abrían sus ojos dejando asomar a sus niños dormidos. Querían escuchar lo que pudo haber sido y no fue. Querían oír hablar de ese mundo donde el mal había perdido todo su poder y el color ocupaba las calles y las plazas, los montes y los llanos.

Todos querían volar y desplegaban sus alas con la voz del cuentero. Sus palabras eran el queroseno de las almas.

Los cuentos eran semillas que irían creciendo de generación en generación. La tecnología les arrebató la voz; pero en cada uno de nosotros hizo morada la figura de el cuenta cuentos. Y muchas madres tomaron prestadas sus palabras para inocular la fantasía.

Sakkarah

El joven Isaac Newton



– Es tan pequeño que cabría en una botella de cuarto.
– Tiene razón, señora —contestó el ama—. Ha nacido prematuramente y, aunque no pretendo alarmarla, es posible que no viva mucho tiempo.
– Ya lo sé, ya lo sé —la joven mujer miró dulcemente a su recién nacido— Es tan pequeñito… Él es lo único que me queda de mi marido y voy a perderle —añadió entre sollozos—

Newton nació el día de Navidad de 1642, el mismo año en que moría Galileo. Nadie esperaba que sobreviviera, pero lo hizo. Su madre, la joven viuda de un pequeño terrateniente analfabeto, agobiada por el peso de una granja que administrar, no tardó mucho en casarse. Su nuevo marido, el reverendo Barnabus Smith, no soportaba a su hijastro, un niño hosco y colérico.

– Lo voy a enviar con la madre de su padre.
– Pero…
– No hay peros que valga. Que se vaya con su abuela.

Y allí creció, a sólo dos kilómetros y medio de la casa que le vio nacer, lejos de su cariñosa madre y de su odioso padrastro.

– ¡Un día os voy a quemar la casa con vosotros dentro! —les espetó un día.

Malhumorado y pendenciero, a los veinte años escribió una lista con sus pecados juveniles donde, entre otros, admitía «desear la muerte a algunos y confiar en que se produjese». Por el contrario, cuando los ojos de Newton se posaban en la Naturaleza todo cambiaba. Reflexivo y brillante como pocos, de niño era conocido por saber decir la hora mirando al Sol y por su sempiterno despiste, producto de la fascinación que el mundo le provocaba.

Un día, le encargaron ir a buscar al ganado que pastaba en el campo:

– ¿Alguien sabe si ha vuelto Isaac? Hace una hora que le mandé por las vacas.
– Pues no, aún no ha regresado.
– Vete a buscarle, que seguro se ha quedado embobado con algo.

Después de caminar un rato, el criado descubre a lo lejos al joven Newton, parado sobre un pequeño puente de madera y mirando atentamente el fluir del agua bajo sus pies.

– Pero… ¡Isaac! ¿Qué demonios haces ahí? Tu madre se va a enfadar. Todavía no ha olvidado el día que te mandó por los caballos y volviste montado en uno y con las bridas del otro, sin darte cuenta que se te había escapado —el criado suspiró—. Te espera una buena. ¡Señor! ¡Qué despistado eres! ¡Así no vas a ser nadie en la vida!

En la escuela, Newton raramente estudiaba y siempre llegaba tarde, pero cuando se acercaba el final del curso se esforzaba y superaba a sus compañeros en los exámenes. No es de extrañar que no fuera un chico muy popular entre sus compañeros.

Una vez terminada su instrucción decidió marchar a Cambridge. Una decisión aplaudida por todos: hasta los mismos sirvientes pensaban que no servía para nada excepto para la universidad.



Fuente: https://masabadell.wordpress.com

martes, 13 de febrero de 2018

El rumor...


Ardiente voluptuosidad sobre la arena de tus playas
Rompe el mar sobre tu piel
Y el sentimiento rasga los luceros en la noche
En el edén de espuma, tu cuerpo junto al mío.

Hiervo y me hago llama a tu contacto
La suave brisa no apaga tu sed
Tu aliento quema, derrite mi palabra.

El rumor de tu mar abre caminos al delirio
El beso se alarga hasta el amanecer
El límite del placer nos lleva al tártaro
Donde me quemo en amalgama de fuego y amor.


Sakkarah

Cada día...



Cada día mis ojos abarcan más cosas que me sorprenden. Entiendo después el por qué no quepo en ese mundo.

Veo tanto que ya mis ojos se empapan de todo con naturalidad. Al principio dolía, ahora me quedo triste.

Dejo pasar lo días, eso hay que hacer cuando ves que no hay remedio, que hay lugares de vida tan intensa en que no cabe un solo muerto.

Algún día mis ojos quedarán ciegos y ya no sentiré nada.


Sakkarah

Mansarda


MANSARDA


Este término es un sinónimo de buhardilla, que es la palabra que se usa normalmente en castellano para llamar al último piso de un edificio con techos inclinados que aprovechan el hueco del tejado. Sin embargo, el galicismo mansarda también está admitido por la Academia, y debe su nombre a François Mansard (1598-1666), el arquitecto francés que generalizó en el barrio parisino de Le Marais las viviendas de estilo barroco rematadas con buhardillas.


Fuente: muyinteresante.es


A esta palabra la tengo un cariño muy especial, me recuerda mi niñez, y a mi abuela. Unos inquilinos de ella vivían en la mansarda, y yo entraba allí a jugar con su hija. Hace mucho tiempo que no escuchaba esta palabra y la leí hoy en un libro...

El silencio


Qué lejos estoy de los sabios, y es que ando lejos del silencio. Siempre he pensado que el silencio sólo es bueno cuando dos personas se miran, o se acarician; o cuando uno se toma el tiempo de adentrarse en sí mismo. Andaba equivocada, quizá en el silencio sólo hable lo que tiene algo que decir; quizá sean los signos los que nos deban avisar de las cosas. Sólo sé que hablar no me llevado nunca a donde deseaba ir.


Sakkarah

lunes, 12 de febrero de 2018

.


A veces tienes delante toda una historia, pero un árbol te impide leer el rótulo entero y solo ves un fragmento.

Eva García Sáenz de Urturi

.



Si bien podemos tener muchas ideas en la cabeza y saltar de una a otra, incluso enlazándolas, no podemos pensar en varias a la vez, o al menos no podemos ser conscientes de ello. Eso no significa que ante un mismo acontecimiento podamos tener pensamientos ambiguos y contrapuestos. Dependiendo de la interpretación que hagamos de la situación, pensaremos y sentiremos de un modo u otro. La plasticidad neuronal nos permite cambiar de opinión tantas veces como creamos necesario, en función de nuestras necesidades e interpretaciones.

Nika Vázquez

A tu lado




El aura de la luna 


Ilumina el pensamiento 



El pañuelo de estrellas cae 



Hasta abrazar los sueños. 



Los párpados se cierran 



Centrándose en tu imagen



Las nubes tienden un puente 



Para llegar a tu lado. 



En tu abrazo me quedo hasta el alba





Sakkarah

Carta de Beethoven a su amada inmortal.



Mi ángel, mi todo, mi yo... ¿Por qué esa profunda pesadumbre cuando es la necesidad quien habla? ¿Puede consistir nuestro amor en otra cosa que en sacrificios, en exigencias de todo y nada? ¿Puedes cambiar el hecho de que tú no seas enteramente mía y yo enteramente tuyo? ¡Ay Dios! Contempla la hermosa naturaleza y tranquiliza tu ánimo en presencia de lo inevitable. El amor exige todo y con pleno derecho: a mí para contigo y a ti para conmigo. Sólo que olvidas tan fácilmente que yo tengo que vivir para mí y para ti. Si estuviéramos completamente unidos ni tú ni yo hubiéramos sentido lo doloroso. Mi viaje fue horrible... 

Alégrate, sé mi más fiel y único tesoro, mi todo como yo para ti. Lo demás que tenga que ocurrir y deba ocurrir con nosotros, los dioses habrán de enviarlo... 

Tarde del lunes... Tú sufres. ¡Ay! donde yo estoy, también allí estás tú conmigo. Conmigo y contigo haré yo que pueda vivir a tu lado. ¡¡¡Qué vida!!!

¡¡¡Así!!! Sin ti... perseguido por la bondad de algunas personas, que no quiero recibir porque no la merezco. Me duele la humildad del hombre hacia el hombre. Y cuando me considero en conexión con el Universo, ¿qué soy yo y qué es aquél a quien llaman el más grande? Y sin embargo... ahí aparece de nuevo lo divino del hombre. Lloro al pensar que problablemente no recibirás mi primera noticia antes del sábado. Tanto como tú me amas ¡mucho más te amo yo a ti!... ¡Buenas noches!
En mi calidad de bañista, debo irme a dormir. ¡Ay, Dios! ¡Tan cerca! ¡Tan lejos! ¿No es nuestro amor una verdadera morada del cielo? ¡Y tan firme como las murallas del cielo!

Beethoven

domingo, 11 de febrero de 2018

Volando


Volando sobre ti, para posarme en ti…
Mis alas se despliegan en tu cuerpo
¿Acaso protegen nuestro amor?


La luna, voluptuosa, entre las gasas,
Nos mira y nos invita al gozo.
Los susurros penetran como gritos
En la cima del placer.



La emoción empaña mi mirada
Tras la telilla húmeda de mis ojos
Está tu rostro, tan bello, tan sereno…



Hoy es tórrida la noche fría
Es hermoso el intenso silencio
Que acoge nuestros gemidos.



Sakkarah

Callada...



Tu evocación reverbera en mi alma, tu palabra, que no es mía, es un cálido manto para mí ser.

Hay un hondo pensar que se hace silencio, una punzada interior que no se deja traslucir, una ilusión ciega y muda; sellada.

En lo profundo, todo late; pero las aguas cristalinas de la vida transcurren como si no hubiera tropiezo., todo lo anegan y yo sonrío siempre, callada…


Sakkarah

Allí...



Sus pies se encaminaban al encuentro con la grandeza de las aguas. Despacio, haciendo una hilera perfecta...

Allí, en la orilla, su mirada soñaba hacerse fondo, ser sólo un rumor de ola batida, su cuerpo de espuma. Al fondo el encuentro con el cielo para tocarlo con el filo, para sentir su grandeza inalcanzable rozándolo con sus dedos de agua.

La luna, lejana luz en sus nostalgias, ahora la ceñía con su abrazo de plata. Líquida presencia que acariciaba su piel. Y los peces dejaban una luminaria de color que daba luz a sus ojos.

Allí encontraría la paz.



Sakkarah

Quevedo




Diez frases de Quevedo


1 «El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen.»



2 «La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.»



3 «El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor.»



4 «Siempre se ha de conservar el temor, más jamás se debe mostrar.»



5 «Sólo el que manda con amor es servido con fidelidad.»



6 «La soberbia nunca baja de donde sube, porque siempre cae de donde subió.»



7 «Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.»



8 «El consejo, bueno es; pero creo que es de las medicinas que menos se gastan y se gustan.»



9 «Ningún vencido tiene justicia si lo ha de juzgar su vencedor.»



10 «Una sola piedra puede desmoronar un edificio.»





Fuente: www.zendalibros.com

sábado, 10 de febrero de 2018

.


...


La niña moldeaba la arena con el agua de su cubo, como el que se prepara para moldear la vida con los sueños.

Viaje a viaje, lo único que la diferencia es la alegría. La inocencia es un protector contra el dolor, es calidad de vida.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...