martes, 6 de febrero de 2018

.




Angustia de saber que el minuto vivido iba a desaparecer para siempre.


Simone de Beauvoir

12 comentarios:

  1. Sí, es angustioso, pero se ha vivido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Así es la vida, se vive y se muere.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Y querer retenerlo es como contener el agua entre las manos...

    Mil besitos, Carmen querida.

    ResponderEliminar
  4. Hola carmen.. Aveces quisiéramos eternizar esos momentos sublimes, pero...
    Ya se que te gusta París, pero veo que el Danubio Azul, también te gusta.. quizás Viena, o Belgrado, yo apuesto por Budapest..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco Budapest, ni Belgrado... Pero adoro Viena que si lo conozco :)

      Muchos besos, Llorenç

      Eliminar
  5. Es cierto.
    Yo quisiera retener lo que ha fascinado, en mi mente.

    Pero hay minutos, que por infortunio o por suerte, dejan consecuencias que persisten.

    Que imagen tan artística, con esa mujer tan hermosa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!

      Sí, es como dices, hay minutos que persisten...

      Muchos besos.

      Eliminar
  6. Que suerte haber vivido un minuto mágico, y divino. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...