sábado, 10 de febrero de 2018

El misterio del Conde de Saint Germain



Una de las figuras más misteriosas en las tradiciones esotéricas y en las historias de alquimistas en busca de la Piedra Filosofal es el enigmático y esquivo Conde de Saint Germain, a quien se atribuyó nada menos que el haber logrado encontrar el secreto de la transmutación, y con él el don de la inmortalidad.

Según la tradición nació en los Montes Cárpatos de Transilvania el 26 de Mayo de 1696, fruto de la unión entre el monarca Ferenz II RaKoczi y su esposa, la princesa Carlota. Cuando el rey transilvano fue destituido por Carlos VI, el joven Conde fue enviado a la ciudad de Florencia, donde fue acogido y protegido por el último de los miembros de la otrora influyente familia Médici.

Cuando apenas contaba con 14 años ya se había convertido en un destacado miembro de la masonería francesa, actividad que compatibilizaba con sus estudios universitarios en Siena. Cuando su padre fallece en el año 1735 comienza a gestarse la leyenda, ya que arios testigos aseguran haberle visto junto al lecho mortal de su padre, pero otros confirman que en ese momento estaba reunido con un rosacruz en Holanda. A partir de 1745 es visto en Escocia, en Alemania y en Austria y también hay quienes aseguran que marchó a la lejana India a estudiar los secretos de la alquimia.

Pese a que en aquel momento tenía 62 años, todos dicen que no aparentaba más de 30, y que era tan enérgico y apasionado como culto y elegante. Curiosamente, ningún testigo afirmó jamás verle ingerir alimentos o algún tipo de bebida. Según él mismo dijo, no necesitaba ingerir más que un líquido (por supuesto, secreto) que le había permitido vivir ininterrumpidamente desde hacía siglos.

También se le atribuyó el dominio de más de 15 idiomas distintos, que hablaba a la perfección, y el haber logrado sintetizar la Piedra Filosofal, capaz de transmutar los metales en oro, aunque hay quienes opinan que esta piedra no transforma metales, sino que transforma el cuerpo en una entidad distinta y superior, siendo la conversión del metal una metáfora de la elevación espiritual y trascendencia física sobre las leyes naturales.


Fuente: Jaime Marquez

10 comentarios:

  1. Toda una leyenda urbana de la época y del que algunos afirman que todavía sigue vivo porque logro alcanzar la inmortalidad. Una entrada muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya quisiera yo encontrármelo para que me diera la receta... :)

      Muchas gracias y muchos besos.

      Eliminar
  2. Me encanta cuando nos presentas historias tan fantásticas como esta.

    Mil besitos para tu tarde, mi preciosa Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa.

      Mil besos y pasa un día precioso.

      Eliminar
  3. Que preciosa entrada , me encanta porque aún siendo una leyenda urbana quien dice que no pueda haber sido verdad , lo cierto es que cuando el río suena algo llevará aunque solo sea la mitad verdad merece la pena haberla leído . Muchas gracias guapa por tenernos al tanto de tan bellas historias .
    Un abrazo feliz noche .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, eso pienso yo, algo habrá ahí de misterioso...

      Muchas gracias a ti, por venir y estar conmigo.

      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Historia novelada, es la lectura que mas me gusta. El Conde de Saint Germain con el tiempo ha ampliado títulos y ahora se llama Isabel. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es cierto, Isabel se llevará la palma...

      Muchos besos.

      Eliminar
  5. Puede ser que haya sido leyenda eso de la inmortalidad, aun así habría sido un personaje interesante.
    Pero prefiero creer que obtuvo la inmortalidad. Significaría que la muerte no es inevitable.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también prefiero creer lo mismo :) Le podríamos encontrar... y que nos dijera lo que bebía...

      Muchos besos, Demiurgo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...