martes, 8 de mayo de 2018

...



¿Por qué cuando viene un infortunio, nunca viene solo? Un cura contaba que siempre que le pedían una misa de funeral, venían tres seguidas, que siempre fue así. Cosas curiosas de la vida. ¿A quién no le ha tocado vivir una sucesión de hechos que ponían la vida del revés?

Es cierto que todo pasa, pero también es cierto que viene junto. ¿Sucede lo mismo con las cosas buenas?



Sakkarah

24 comentarios:

  1. Además que si , las cosas parecen ponerse de acuerdo y cuando vienen , vienen todas juntas tanto para lo malo como para lo bueno así pues dejemos al azar la suerte ..
    Un abrazo buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. Suele ocurrir Carmen, las buenas y las malas. Pero cuando son mala, nos pesan mucho más o les damos más importancia.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pesan más por eso nos recordamos más :)

      Muchos besos.

      Eliminar
  3. Cuando hay un accidente de tren hay varios mas en poco tiempo, sucede con los incendios urbanos, con las caídas de arboles... las cosas buenas llegan tambien en grupo pero no son iguales, conocemos a una persona interesante, encontramos el reloj que habíamos perdido, recibimos una llamada agradable... Y pienso que cosas buenas suceden muchas mas que malas, pero me has hecho pensar, claro que a estas horas no estoy muy, muy, muy lo que sea. Saltibrincos lucecita de las noches

    ResponderEliminar
  4. Debería ser igual si el equilibrio universal funciona, o será que en rachas malas uno lo ve todo negro y por eso piensa que es así. Yo creo es eso.

    Más dulces besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé... pero las rachas suelen venir así, aunque luego se compensen.

      Dulces besos.

      Eliminar
  5. Yo dirá que sólo con las malas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá sea como dicen, que como pesan más las malas, nos parece que hay más...

      Muchos besos, Toro.

      Eliminar
  6. No hay dos sin tres, dicen. Las rachas menos Buenas nos afectan sobremanera;
    Te mando un abrazo muy fuerte que te percibo alicaída.
    Besosssss, guapa

    ResponderEliminar
  7. !Ah! Gran pregunta, dicen que cuando te ocurre una desgracia, te ocurre tres veces y cuando va la segunda ya estas pensando en que te ocurrirá a continuación, porque falta la tercera. Pero nunca he contado las cosas buenas, sera porque damos por hecho que las cosas que nos suceden que son buenas es lo natural, y lo extraordinario son las malas.. Bueno toda una filosofía de una cosa banal..jeje.
    Un abrazo Carmen..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto... Voy a contar las cosas buenas a ver... :)

      Muchos besos, Llorenç.

      Eliminar
  8. Solo pasa con las malas. De las buenas, muchas veces ni reparamos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Juan, a veces puede ser que no reparemos en ellas, no sé...

      Montón de besos.

      Eliminar
  9. Supongo que cuando ocurren algo malo, somos más suceptibles al resto de cosas malas que hay alrededor, de la misma manera que cuando ocurren cosas buenas, parece que en general la vida nos sonríe. Todo es cuestión de perspectiva ;)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, Dafne :)

      Me gusta tu forma positiva de mirar.

      Mil besos.

      Eliminar
  10. Totalmente comprobado, jamás algo malo llega sólo, siempre viene acompañado por varios males más. Lo que dice ese cura también es muy cierto al menos en mi pueblo que jamás se muere uno sólo, siempre se lleva a uno o más por delante, hoy mismo ya tenemos dos entierros y a veces ha ocurrido hasta 4 seguidos que dan ganas de salir corriendo del pueblo, quizá en las capitales al haber tanta gente no se aprecia tanto. Sobre las cosas buenas la verdad que no he hecho seguimiento pero no recuerdo que me hayan venido varias juntas.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no pasaré por tu pueblo en estos días, jajaja.

      Muchos besicos, guapa.

      Eliminar
  11. El infortunio es un mal pájaro, un peligroso que solo anda de caza.
    Quizás también sucedan las buenas, algunas veces creo no nos damos por enterados. Buena reflexión, Sakkarah.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será así, que no nos damos por enterados...

      Me gusta como has definido al infortunio :)

      Muchos besos, bonita.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...