miércoles, 16 de mayo de 2018

Un punto de locura (Relato de los jueves)


Este jueves lleva la convocatoria, Pepe. Los demás relatos los podéis ir leyendo en su blog:

DESGRANANDO MOMENTOS






Sabía como tratar a las personas

En su aparente timidez había una chispa con mucha luz. Cariñosa en el trato se salía de lo convencional, rompía los moldes preconcebidos por el resto, su alma estaba tintada con mil colores. Quizá enamoraba de ella ese punto de locura que la diferenciaba del resto.

Sonreía y hacía sonreír. No sabía a donde quería ir, solo sabía que amaba la vida y que aceptaba las diferencias de las personas, incluso agradeciéndolas; porque si no, sería todo tan gris…

Atravesó el espejo, y vio aun gato color jengibre que la sonreía. Admiró su independencia y le siguió con la mirada. Se dio cuenta de que en las cosas más banales puede haber un tono iridiscente. Con pasos decididos se dirigió al horizonte, sabiendo que el arco iris de la izquierda le serviría de puente. ¿Él la seguiría?


Sakkarah




56 comentarios:

  1. Que emotivo relato nos has dejado , que tinte de locura más colorido , tal vez por eso ella era diferente ...Se atrevería a cruzar ese puente de colores ????.
    Un abrazo amiga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) Claro que se atrevía :)

      Muchos besos, bonita.

      Eliminar
  2. Yo la seguiría. Su locura es tan alegre que hay que seguirla, imitarla. .... Un gato color jengibre que bonito. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tu eres así, alegre y bonita.

      Muchos besos y saltos y brincos.

      Eliminar
  3. precioso relato. y si existe alguna chica como la protagonista, me gustaría conocerla.
    besos, carmen!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que existen, solo hay que intentar conocerlas mejor :)

      Muchos besos, Chema.

      Eliminar
  4. Lo que más me ha gustado de la protagonista es que sea "cariñosa en el trato", eso suena de lo más dulce... mmmmmmmm.
    El relato, estupendo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.

      Muchas gracias y muchos besos, Pitt.

      Eliminar
  5. La timidez tiene mucho de eso, de bondad y de ser soñador.

    Más dulces besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí, que suele tener bastante de eso :)

      Besos dulces.

      Eliminar
  6. Hasta los personas más tímidas, dulces y cariñosas tienen ese punto de locura que le da un halo de frescura, como una gota de perfume.
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo pienso :)

      Montón de besos, Llorenç.

      Eliminar
  7. Que hermosa locura......el la va a seguir....Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Tendrá que tener también ese punto de locura :)

      Muchas gracias y muchos besos.

      Eliminar
  8. Buenos días, Carmen:
    A este lado del espejo tú conoces la alquimia de “saber tratar a las personas”, es natural que tu personaje disfrute de ese don al otro lado de la realidad.
    Practico la locura que activa corazón, temo a la que anida en la cabeza. Me entristece ver a tantas personas con corazón de lata que guardan su corazón en un cajón para evitar que se les desgaste. Se autoproclaman “cuerdos”, cuando deberían reconocerse como “asustadizos”. Ningún mago puede darte lo que tú no te concedes: si no vives libre, tu rutina se convierte en una celda acolchada.
    “¡A lo loco se vive mejor!” Lo canta la canción y lo celebramos quienes tenemos la suerte de leerte, Carmen.
    Feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nino.

      Sí, son dos tipos de locura diferentes, yo también prefiero la del corazón. Estoy muy de acuerdo contigo en lo que dices :)

      Suerte la mía de poder leerte a ti.

      Muchos besos.

      Eliminar
  9. Para las personas normales ni se hacen los arcos iris, ni los gatos son de color jengibre.
    La mejor manera es saber traspasar el espejo y que la locura haga lo que ella quiera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, eso es :)

      Montón de besos, Juan.

      Eliminar
  10. Por supuesto la seguiria solo tiene que atravezar un espejo , luego vendra un resplandor de placer y dulzura del otro lado del espejo solo espera una triste monotonia.Muy bueno abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Qué mala es la monotonía...

      Al menos hay que romperla de vez en cuando :)

      Muchos besos, Javier.

      Eliminar
  11. Una inocente Alicia lanzada a descubrir su país de las maravillas 😊 hermoso! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Neogéminis.

      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Alma tintada de mil colores... eso es.
    Besossssss

    ResponderEliminar
  13. Ojalá... Un ser así debe crecer y evolucionar sin estar solo... y vivir su idiosincrasia como la más dulce Alicia con gato y todo.
    Tiene mucha ternura y magia tu texto bajo ese sutil soledad por decirlo de algún modo.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :)

      Montones de besos, preciosa Magade.

      Eliminar
  14. Seguro... seguro que la seguiría :) Nadie puede negarse a alguien así
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Muchas gracias, SYlvia.

      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Imposible no seguirla... es un cofre lleno de ternura con la llave de la locura.

    Me ha encantado tu relato.

    Mil besitos preciosa ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapísima.

      Un beso enorme.

      Eliminar
  16. Atravesar ese puente de colores tiene el punto de locura de salir de la zona de confort, de la zona conocida y aventurarse a lo nuevo y desconocido. Quizás él no se encuentre en el mismo punto y no pueda. O sí, ¿quién lo sabe?

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, puede que no pueda :)

      Muchos besos, Myriam.

      Eliminar
  17. Es que los gatos color gengibre solo siguen a chicas como esa. Es precioso!!! Besos.

    ResponderEliminar
  18. Un microrrelato fantástico, muy al estilo de Alicia en el País de las Maravillas. Como ahí decían: "todos estamos locos, y ¿acaso no son las mejores personas quienes lo están?" ❤
    Besos jueveros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, me encanta Alicia.

      Muchos besos, guapa.

      Eliminar
  19. Magnífico relato, la ambientación de tu protagonista es desbordante y mágica!
    Me fascina esa personalidad.
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, bonita. A mi me fascina tu imaginación y lo bien que escribes...

      Muchos besos.

      Eliminar
  20. Tocas puntos claves e importantisimos, "Aceptar a las personas como son, con todo y sus diferencias", "Respetar" y ser "Tolerantes", son básicos para armonizar el entorno.
    La timidez te lleva a la introspección y de ahí al conocimiento propio y eso te hace ser mejor persona, soñar y ver lo que otros no pueden.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, :)

      Un beso grande.

      Eliminar
  21. Seguir el arco Iris, què bonito!. Eso si que tiene un punto de locura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. ¡claro que sí! la seguiría hasta el fin del mundo en todos los planos posibles.

    besos.

    ResponderEliminar
  23. Una vez escribí un relato de unos gnomos que jugaban a la comba con un pequeño arco iris fabricado por ellos. Tu imaginativo relato me lo ha recordado. Dejarnos llevar por ese punto de locura es altamente saludable.
    Gracias por sumarte a mi convocatoria.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por siempre mantenerme informada y por venir :)

      Muchos besos, Pepe.

      Eliminar
  24. Me encantó lo del arco iris de la izquierda, buen contraste con ese gris que desechaba.
    Buen relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Muchas gracias, Juan Carlos.

      Montón de besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...