martes, 19 de junio de 2018

..


14 comentarios:

  1. Las mías son suavemente dulces, no hay problema en tragárselas :)

    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  2. Hay que ser cuidadoso con lo que decimos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy fuerte reflexión ... para meditarla antes de decir algo....saludos

    ResponderEliminar
  4. Si, muy cierto, suaves, dulces, y aterciopeladas.. Un abrazo Carmen.

    ResponderEliminar
  5. Hay quien se las traga y no las vomita
    se muere y aun se cree que se rie de los demas ...

    cada cual con su conciencia

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Aunque hay veces que es difícil que nazcan con esa buenas cualidades.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pobres palabras, ellas no tienen culpa de nada, solo son manipuladas por quienes las utilizan en su retórica expresada.
    No hay que crucificar palabras sino a quienes las cosen mal utilizadas.
    Saludos😘

    ResponderEliminar
  8. El sentido de las palabras ...
    Las mías son angelicales dicen :))

    Besos Carmen

    ResponderEliminar
  9. ¡Me las tragué! no estan, las dejé pero no estan. Abrazucos

    ResponderEliminar

  10. Cuanta verdad, a endulzarlas sino sabrán muy amargas. Genial entrada.

    ResponderEliminar
  11. Genial frase *__*
    A ver si tragamos más dulzura y menos veneno.
    Un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Sí, así es mucho más "digestibles" si llegara el caso.
    Genial cita.
    Abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...